Entre cuatro y seis horas es lo que tarda actualmente el proceso de carga y descarga de los camiones que llevan el salmón de exportación desde las plantas productoras, en el Sur de Chile, hasta el aeropuerto de Santiago. En Noruega, principal país competidor para las salmoneras locales, toma sólo 25 minutos. ¿Cómo lo logran? En vez de transportar el salmón en cajas a granel como lo hace hasta ahora la industria local, lo hacen en pallets o skids plásticos, reduciendo además la manipulación y merma de los salmones en su traslado terrestre y aéreo para llegar al país de destino.


Para hacer más eficiente la logística de la industria salmonera local es que la agencia de transporte internacional de carga, Andes Logistics, trajo esta nueva fórmula a Chile. Se trata de pallets ultra livianos que permiten que los salmones lleguen a destino en las mismas condiciones que salieron de la planta de producción, evitando reclamos por pérdida y contaminación del producto, que suman aproximadamente US$3 millones anuales.


“Este proyecto comenzó en octubre de 2016 con el estudio de la forma de operar de las líneas aéreas, las empresas salmoneras, el cliente final y la cadena completa, por lo que incluyó viajes a Estados Unidos para conocer el proceso completo de la exportación”, explicó el gerente de Pricing de la División Aérea de Andes Logistics, Óscar Salazar. El ejecutivo detalló que gracias a este análisis confirmaron que el proceso de carga manual que se realiza hasta ahora, implica una manipulación extrema de los productos que genera deterioro, merma y mayores costos de personal. “Desde que sale de las plantas de los salmoneros hasta que llega a su destino es manipulado manualmente en cinco ocasiones por distintas personas, por lo que si el producto llega con desperfectos no se puede determinar en qué fase de la cadena se produjeron”, afirmó


Para hacer las pruebas de este nuevo sistema importaron pallets plásticos que cumplen con todas las regulaciones para entrar a U.s.a, además de ser un producto Eco (biodegradable, reciclable) también muy fácil de almacenar por su diseño telescópico. “Los pallets que están usando actualmente, a diferencia de los que utiliza la industria hortofrutícola, son más livianos e higiénicos. Pesan 5,6 kilos, contra los 18 kilos de los que usan los exportadores de frutas y verduras”, comentó Salazar.


Sin embargo, este proyecto va más allá y pretende comenzar a producir el skit en Chile en el mediano plazo, en base a residuos industriales de cáscara de nuez. “Tiene las mismas cualidades que el que se usa a nivel mundial, pero será de material reciclado, con lo cual la contribución al medio ambiente es aún mayor”, aseguró el representante de Andes Logistics.

Las distintas etapas que componen la industria del Salmón hacen que la logística de abastecimiento y de salida sea fundamental y que se requiera además de un nivel de calidad y expertise operacional únicas, cuyo sello está en la inocuidad y el cuidado del producto. En esta línea, un llamado a innovar en la operación logística del Salmón, como una forma de optimizar los procesos y reducir costos, realizó Óscar Salazar, Gerente de Pricing de la División Aérea de Andes Logistics, agencia de transporte internacional de carga que realiza más del 60% de la exportación (marítima) y tercero en movimiento aéreo del salmón congelado. “Somos parte de esta cadena y de eso tenemos conciencia. La logística lo que hace enlazar la producción con el mercado y por eso nuestra tarea como actores es hacer las cosas de la mejor forma para que le haga sentido a la industria”.


El sector ha pasado por momentos complejos por lo cual temas como ‘costos’ es de real importancia para el rubro. Es ahí, donde la tarea de los actores logísticos es demostrar que cada proceso tiene su ventaja y beneficio en función de la calidad del producto. Una diferencia a destacar de la operación de la industria salmonera -que es la principal en Chile en términos de perecedero- es que produce en un periodo completo (enero a diciembre) con volúmenes estables, a diferencia de la fruta o la semilla que tiene ciertos periodos.


Gracias a su participación en esta industria, Óscar Salazar, realizó un análisis sobre lo que –a su juicio- necesita la industria, oportunidad en que destacó que la clave de todo está en la inversión en mejorar los procesos. “Al ver como se mueve la carga desde el sur al aeropuerto y desde ahí a los mercados extranjeros podemos asegurar que en algunos aspectos nos quedamos en el pasado”, afirmó el ejecutivo.


A reglón seguido, reconoció que sí bien se han realizado inversiones en otros aspectos como el bodegaje o la mantención de la cadena de frio, por ejemplo; todas acciones que tienen como finalidad que la cadena logística del Salmón vaya mejorando; “hemos detectado que la carga que sale del sur, una vez finalizada la faena en las plantas, asume un proceso que no le aporta –a mi juicio- al producto. La carga de camiones, por ejemplo, proceso que muchos actores hacen de forma manual”, advirtió.


En esta línea, el gerente de Pricing de la División Aérea de Andes Logistics añadió que “las cargas se mueven de forma incorrecta, lo que muchas veces genera deterioro en las cajas o en el envoltorio. El producto se traslada a Santiago, donde nuevamente es cargado de forma manual. En definitiva, falta innovación en este tema, porque se producen mermas, daños, robos, perdidas de cadena de frio; todos gastos que se suman finalmente al costo del producto por no tener una logística ad hoc para el mundo del Salmón”.


Considerando lo anterior, Andes Logistics incorporó a su operación un innovador sistema de pallets ultra livianos que disminuyen considerablemente la manipulación y merma de los salmones en su traslado, reduciendo la cantidad de horas que tarda actualmente la carga y descarga. Dicho proceso, hasta ahora, tarda entre cuatro y seis horas, sin embargo, al eliminar las cajas en que se trasporta el salmón y reemplazarlas por estos pallets, se podría reducir y asegurar a su vez que la carga llegue en iguales condiciones de las que salió de la planta salmonera, evitando –según Salazar- reclamos por pérdida y contaminación del producto, que sumarían aproximadamente US$3 millones anuales.


“Con esto logramos que la carga no se deteriore, el producto sufre menos daños, ya que no se mueve manualmente por unidad sino como carga. Este es un costo que le hace sentido a la industria con la reducción de tiempo de los procesos”.


A juicio del ejecutivo, la industria salmonera ha tenido foco en otras áreas relacionada a la producción, dejando de lado la logística, pero hoy es el momento de mirar los procesos, más aún cuando la industria se consolida como uno de los sectores más importantes de Chile.



Estimados clientes y amigos:
Es muy grato comentarles que hace un par de meses comenzamos con un gran proyecto que cada día vemos como se consolida y confirma los resultados que nos habíamos propuesto. Se trata de la Palletización del Salmón desde Puerto Montt a su destino principal que es Estados Unidos.

Como verán en las imágenes el proceso es muy dinámico, rápido, limpio y sin mayor manipulación lo que ha permitido tener excelentes beneficios para todos los actores que participan de la industria, comenzando por los exportadores, terminales, líneas aéreas, bodegas o centros de distribución para concluir en las bodegas del cliente final.

Tanto el producto como su presentación llegan en las mismas condiciones como fue preparado desde su origen, lo cual produce satisfacción porque después de haber hecho un enorme trabajo en las plantas de proceso y un tránsito no menor terrestre y aéreo, el producto llega en óptimas condiciones, lo cual nos llena de orgullo porque hemos aportado con una iniciativa que nos integra en la cadena y agrega valor.


Oscar Salazar
Gerente Pricing (División Aérea)






Vea la nota que nos hizo aqua.cl el 27 de Abril


Envíenos sus consultas y lo contactaremos a la brevedad.